Malamute de Alaska, Características y Precio; El Alaskan Malamute tiene un cuerpo poderoso y robusto construido para la resistencia y la fuerza. Reina como una de las razas de perro más antiguas cuyo aspecto original no ha sido alterado significativamente. Este canino inteligente necesita un trabajo y un liderazgo consistente para evitar aburrirse.

No es un perro aconsejable si es la primera vez que tienes uno. Los perros de esta raza son sensibles y necesitan mucha compañía y espacio abierto. No están bien adaptados a la vida en un apartamento, y ciertamente son perros de alta muda de pelo. Espere limpiar el pelo del perro todo el año, y especialmente durante la temporada de muda.

Malamute de Alaska, Características y Precio

Contenidos Estudiar Veterinaria

El precio de un Malamute de Alaska varía en función de sus orígenes, edad y sexo. Hay que calcular unos 500€ aproximadamente por un ejemplar inscrito en la LOE. Los descendientes de linajes más exclusivos pueden alcanzar precios de venta de hasta 1050€.

Los Alaskan Malamute son perros de alta energía, y por lo tanto requieren un ejercicio vigoroso. Si planea dejarlos en casa mientras está en el trabajo, puede que vea algún comportamiento ansioso y destructivo. Un paseador de perros o un cuidador de mascotas durante el día es prácticamente una necesidad si usted no puede estar en casa.

Un Alaskan Malamute se las arreglará bien con un dueño experimentado, mucho espacio abierto para vagar y quemar energía, y un clima más fresco. Si puedes satisfacer las necesidades de esta raza, tendrás un compañero inteligente, altamente entrenado y cariñoso para toda la vida.

Siga leyendo para ver todas las características del Malamute de Alaska.

Características de un Malamute de Alaska en Adaptabilidad

Contrariamente a la creencia popular, el tamaño de un perro no es vinculante para que pueda convivir perfectamente en un piso pequeño.

Algunos perros son simplemente más fáciles de enseñar que otros. También son lo suficientemente resistentes para recuperarse de sus errores o inconsistencias. Los perros que son muy sensibles, de pensamiento independiente o asertivos pueden ser más difíciles de adiestrar para un novato del mundo canino.

Los perros de baja sensibilidad, también llamados “despreocupados”, “tolerantes”, pueden manejar mejor una casa ruidosa y caótica, un dueño más ruidoso o más asertivo y una rutina inconsistente o variable. ¿Tiene hijos pequeños, organiza muchas cenas, toca la guitarra eléctrica en casa?, entonces necesita un perro de baja sensibilidad.

Algunas razas se vinculan muy estrechamente con su familia y son más propensas a preocuparse o incluso a entrar en pánico cuando son dejados solos por su dueño. Un perro ansioso puede ser muy destructivo, ladrando, lloriqueando, masticando y causando caos. Estas razas solo están cómodas cuando un miembro de la familia está en casa durante el día o si se puede llevar al perro al trabajo.

Las razas con pelaje muy corto y poco o nada de subpelo o grasa corporal, como los galgos, son vulnerables al frío. Los perros con baja tolerancia al frío necesitan vivir en el interior en climas frescos y deben usar prendas de abrigos para paseos fríos.

Los perros con abrigos gruesos son más vulnerables al sobrecalentamiento. También lo son las razas con narices cortas, como los Bulldogs o los Pugs, ya que no pueden jadear tan bien para refrescarse. Si desea una raza sensible al calor, su perro deberá permanecer en el interior con usted en los días cálidos o húmedos, y usted deberá ser muy cuidadoso con su ejercicio físico.

¿Se adapta bien a la vida en un piso? 15%
¿Recomendable para los dueños sin experiencia? 18%
Nivel de sensibilidad 79%
Tolerancia a estar solo 21%
Tolerancia al frio 98%
Tolerancia al calor 36%

Características de un Malamute de Alaska en Amistad

Algunas razas son independientes y distantes, aunque hayan sido criadas por la misma persona desde la edad de cachorro; otras se vinculan estrechamente a una persona y son indiferentes a todos los demás; y algunas llenan de afecto a toda la familia. La raza no es el único factor que influye en los niveles de afecto; los perros que fueron criados dentro de un hogar con gente alrededor se sienten más cómodos con los humanos y se vinculan más fácilmente.

Tener una actitud indiferente hacia los niños que corren y gritan, son todos rasgos que hacen a un perro amigable para los niños. Tal vez te sorprenda saber quién está en esa lista: Los boxeadores de aspecto feroz se consideran buenos con los niños, al igual que los American Staffordshire Terriers (que se consideran Pit Bulls). Los perros pequeños, delicados y potencialmente irritables, como los chihuahuas, no siempre son tan amigables con la familia.

La amabilidad con los perros y la amabilidad con los humanos son dos cosas completamente diferentes. Algunos perros pueden atacar o tratar de dominar a otros perros, incluso si son un saco de mimos con la gente; otros prefieren jugar que pelear; y algunos giran la cola y corren. La raza no es el único factor. Los perros que vivieron con sus compañeros de camada y su madre hasta por lo menos seis u ocho semanas de edad y que pasaron mucho tiempo jugando con otros perros durante la etapa de cachorros, tienen más probabilidades de tener buenas habilidades sociales caninas.

Los perros que no son amigables con los extranjeros saludan a los huéspedes con la cola y el hocico; otros son tímidos, indiferentes o incluso agresivos. Sin embargo, independientemente de la raza, un perro que fue socializado y expuesto a muchos tipos, edades, tamaños y formas diferentes de personas como cachorro responderá mejor a los extraños cuando sea adulto.

Cariñoso con la familia 82%
Amigable con los niños 62%
El perro es social 40%
Amistoso con los extraños 96%

Necesidades de salud y aseo del Alaskan Malamute

Si vas a compartir tu casa con un perro, tendrás que lidiar con suciedad de pelo de perro en tu ropa y en tu casa. Sin embargo, la muda varía mucho entre las razas. Algunos perros mudan de pelo durante todo el año, otros lo hacen por temporadas, otros hacen ambas cosas y otros casi no mudan.

Los perros con tendencia a babear pueden cubrirte de baba por completo y dejar grandes manchas húmedas en tu ropa cuando se acercan a saludarte.

Algunas razas son perros de cepillo; otras requieren un baño regular, recortes y otros cuidados para mantenerse limpios y saludables. Considere si tiene el tiempo y la paciencia para un perro que necesita mucho aseo, o el dinero para pagar a alguien más para que lo haga.

Debido a las malas prácticas de cría, algunas razas son propensas a ciertos problemas de salud genética, como la displasia de cadera. Esto no significa que todos los perros de esa raza desarrollarán esas enfermedades; sólo significa que tienen un mayor riesgo. Si va a adoptar un cachorro, es una buena idea averiguar qué enfermedades genéticas son comunes a la raza que le interesa.

Algunas razas tienen un apetito desmedido y tienden a engordar fácilmente. Al igual que en los humanos, el sobrepeso puede causar problemas de salud en los perros. Si eliges una raza que es propensa a aumentar de peso, tendrás que limitar las golosinas, asegurarte de que hagan suficiente ejercicio y medir sus porciones de comida diaria en comidas regulares en lugar de dejar comida fuera todo el tiempo.

Los perros vienen en todos los tamaños, desde el perro más pequeño del mundo, el Chihuahua, hasta el imponente Gran Danés, la cantidad de espacio que ocupa un perro es un factor clave para decidir si son compatibles con usted y su espacio vital. Las razas de perros grandes pueden parecer abrumadoras e intimidantes, pero algunas de ellas son increíblemente dulces.

La cantidad de la muda 85%
Potencial de babeo 19%
Fácil de preparar 17%
Salud general 78%
Potencial de aumento de peso 67%
Tamaño 79%

Entrenamiento

Los perros fáciles de entrenar son más hábiles para formar una asociación entre un estímulo (como la palabra “sentarse”), una acción (sentarse) y una consecuencia (obtener un premio) muy rápidamente. Otros perros necesitan más tiempo, paciencia y repetición durante el entrenamiento. Muchas razas son inteligentes, pero abordan el entrenamiento con una actitud de “¿Qué hay para mí?”, en cuyo caso necesitarán usar recompensas y juegos para enseñarles a querer cumplir con sus peticiones.

Los perros que fueron criados para trabajos que requieren toma de decisiones, inteligencia y concentración, como el pastoreo de ganado, necesitan ejercitar sus cerebros, al igual que los perros que fueron criados para correr todo el día necesitan ejercitar sus cuerpos. Si no reciben el estímulo mental que necesitan, harán su propio trabajo, normalmente con proyectos que no les gustarán, como cavar y masticar. El entrenamiento de la obediencia y los juguetes interactivos para perros son buenas formas de darle a un perro un entrenamiento cerebral, al igual que el deporte.

Los perros que fueron criados para cazar, como los Terriers, tienen un deseo innato de perseguir, y a veces de matar, a otros animales. Cualquier cosa que pase zumbando, como gatos, ardillas, y tal vez incluso coches, puede desencadenar ese instinto. Los perros a los que les gusta perseguir necesitan ser atados o mantenidos en un área cercada cuando están al aire libre. Estas razas generalmente no son adecuadas para hogares con mascotas pequeñas que pueden parecer presas, como gatos, hámsteres o perros pequeños.

Algunas razas ladran a menudo que otras. Si estás considerando un sabueso, ¿encontrarías sus aullidos característicos musicales o enloquecedores?, ¿Vive en una vivienda con restricciones de ruido? ¿Tiene vecinos cerca? Entonces tal vez desee elegir un perro más tranquilo.

Algunas razas son más libres que otras. Los perros nórdicos como los Huskies Siberianos fueron criados para recorrer largas distancias, y si se les da la oportunidad, despegarán tras cualquier cosa que les interese. Y muchos sabuesos simplemente deben seguir sus narices… o a ese conejo que acaba de cruzar el camino… incluso si eso significa dejarte atrás.

Fácil de entrenar 78%
Inteligencia 81%
Caza 80%
Tendencia a ladrar o aullar 98%
Potencial de alejarse del dueño 98%

Necesidades Físicas

Los perros de alta energía siempre están listos y esperando la acción. Originalmente criados para realizar algún tipo de trabajo canino, como la caza o pastor de ganado, tienen la resistencia necesaria para trabajar todo el día. Necesitan una cantidad significativa de ejercicio y estimulación mental, y es más probable que pasen el tiempo saltando, jugando e investigando cualquier nueva vista u olor. Los perros de baja energía son el equivalente canino a una patata de sofá, que se contenta con dormir todo el día. Cuando elija una raza, considere su propio nivel de actividad y estilo de vida, y piense si un perro juguetón y energético le resultará estimulante o molesto.

Un perro vigoroso puede o no tener mucha energía, pero todo lo que hacen, lo hacen con vigor: se esfuerzan con la correa (hasta que se les entrena para que no lo hagan), intentan atravesar los obstáculos, e incluso comen y beben con grandes tragos. Estos dínamos necesitan mucho entrenamiento para aprender buenos modales, y puede que no sean los más adecuados para un hogar con niños pequeños o alguien mayor o débil. Un perro de bajo vigor, por otro lado, tiene un enfoque más moderado de la vida.

A algunas razas les va bien con un lento paseo nocturno alrededor de la manzana. Otras necesitan ejercicio diario y vigoroso, especialmente las que fueron originalmente criadas para trabajos físicamente exigentes, como el pastoreo o la caza. Sin suficiente ejercicio, estas razas pueden engordar y descargar su energía acumulada de maneras que no le gustan, como ladrar, masticar y cavar. Las razas que necesitan mucho ejercicio son buenas para las personas activas al aire libre o para aquellas interesadas en entrenar a su perro para que compita en un deporte canino de alta energía.

Algunos perros son cachorros perpetuos -siempre rogando por un juego- mientras que otros son más serios y sedantes. Aunque un cachorro juguetón suena entrañable, considere cuántos juegos de ir a buscar quiere jugar cada día, y si tiene hijos u otros perros que puedan sustituir al perro como compañeros de juego.

Nivel de energía 99%
Intensidad 99%
Necesidades de ejercicio 99%
Potencial para el juego 99%

La Raza de Perro Alaskan Malamute o Malamute de Alaska

Cuando ves por primera vez a un Malamute de Alaska, es fácil impresionarse por su gran estatura, sus marcas faciales de lobo y su enorme cola en forma de pluma. A menudo se cree que los Malamutes son en parte lobos. Pueden interpretar a un lobo en la televisión o en las películas, pero en realidad son todos perros domésticos.

El Malamute de Alaska posee una tremenda fuerza, energía, resistencia, independencia e inteligencia. Originalmente fueron buscados para tirar de pesados trineos a través de largas distancias, así como para cazar focas y osos polares. Ahora elegidos principalmente para la compañía de las personas, los Malamutes de Alaska tienen éxito en varios deportes caninos, incluyendo la conformación, la competición de obediencia, el tiro con pesas, el skijoring, la mochila y el trineo recreativo.

Los malamutes consideran a todos los que conoce como su amigo. Si estás buscando un perro guardián, esta no es la raza para ti. El tamaño de un Malamute puede asustar a un intruso, pero es la única protección que obtendrás de ellos.

Los Malamutes de Alaska se desempeñan mejor en situaciones en las que tienen mucho espacio y oportunidades de hacer ejercicio para no aburrirse e inquietarse. Su naturaleza independiente a menudo hace que se les etiquete de tercos o estúpidos, pero su inteligencia brilla con el entrenamiento correcto. Si el Malamute de Alaska es la raza adecuada para usted, le dará años de disfrute como un compañero de juegos activo y un compañero que mantiene la alegría de vivir de su cachorro hasta la vida adulta.

  • No es recomendable para un dueño de perro primerizo, ya que su inteligencia combinada con la terquedad puede hacer que sea un reto para alguien que no sea experto en comportamiento canino.
  • Los malamutes se disputarán la primera posición en la casa. Todos los que viven con el perro deben ser capaces de lidiar con esto y establecer claramente que todos los miembros de la familia no deben ser empujados.
  • Los Malamutes de Alaska son famosos excavadores. Cualquier cerca debe ser enterrada para que no puedan cavar en su patio.
  • Los Malamutes de Alaska son perros poderosos e independientes que, si no son entrenados o ejercitados apropiadamente, pueden volverse destructivos o aburridos.
  • Con una socialización y entrenamiento temprano, los Malamutes pueden aprender a llevarse bien con otros perros y gatos de interior.
  • Su alto impulso de presa puede hacer que un Malamute aceche y mate animales pequeños, incluyendo pájaros, ardillas, gatos e incluso perros más pequeños. Necesitan ser socializados apropiadamente y presentados a otros animales de compañía.
  • Los Malamutes de Alaska mudan mucho pelo durante dos veces al año. Sus gruesos abrigos dobles no son adecuados para climas cálidos.
  • Generalmente son una raza tranquila, los Malamutes rara vez ladran. Mantienen conversaciones con usted, expresándose vocalmente con sonidos “woo woo” o aullidos fuertes y extensos.

Historia

Uno de los más antiguos perros de trineo del Ártico, los antepasados del Malamute de Alaska cruzaron el puente terrestre de Siberia a Alaska con los pueblos nativos hace miles de años. Una tribu, conocida como los Mahlemuts, se asentó en la zona noreste de la península de Seward y es allí donde se desarrolló el Malamute de Alaska. Los perros se utilizaban para cazar focas, ahuyentar osos polares y tirar de pesados trineos cargados de comida o suministros para el campamento.

Los nativos trataban bien a sus perros y los valoraban mucho. La fiebre del oro de 1896 trajo consigo una gran afluencia a Alaska de perros de muchos tamaños y razas que podían sobrevivir al clima. Muchos perros nativos fueron cruzados con estos perros y el tipo puro se perdió. Los Mahlemuts eran una tribu relativamente aislada, por lo que los Malamute de Alaska sobrevivieron a la incursión mejor que otras razas.

Arthur T. Walden estableció su criadero de Chinook en New Hampshire y comenzó a criar malamutes de Alaska. Él y sus sucesores, Milton y Eva Seeley, suministraron muchos perros para las expediciones antárticas de Byrd en la década de 1930. Los Seeley comenzaron un programa para reproducir los perros que se encontraban en el área de Norton Sound en Alaska. Esta cepa de Malamutes de Alaska se conoció como la cepa “Kotzebue”.

Una cepa ligeramente diferente fue desarrollada por Paul Voelker, con perros que compró en Alaska a principios de 1900 y más tarde en los años 20. Esta cepa fue conocida como la cepa “M’Loot”. Algunos de estos perros fueron usados en la Primera y Segunda Guerra Mundial y por la segunda expedición del Almirante Byrd.

El Alaskan Malamute Club of America se formó en 1935 y el American Kennel Club reconoció la raza ese mismo año. Durante la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de los malamutes de Alaska registrados fueron prestados para la guerra porque había una gran demanda de perros de trineo. Trágicamente, muchos de ellos fueron destruidos después de servir a su nación en una expedición a la Antártida durante la Segunda Guerra Mundial.

¿Cuánto Mide un Malamute de Alaska?

Los machos miden 25 pulgadas de alto en el hombro y deben pesar alrededor de 85 kilos; las hembras tienden a medir 23 pulgadas de alto y pesan alrededor de 75 kilos. Sin embargo, no es inusual que un adulto bien musculoso supere los 100 kilos. En raras ocasiones, las versiones llamadas “Malamute de Alaska Gigante” superan los 140kilos, pero el cuerpo del Malamute no está diseñado para soportar el exceso de peso.

Personalidad del Malamute de Alaska

Malamute de Alaska, Precio y Características

Los malamutes de Alaska te conquistarán con su disposición juguetona y extrovertida. Saludan a todo el mundo como a un amigo, incluso a los extraños y a los que vienen por primera vez a la casa, por lo que no son buenos perros guardianes, pero son extremadamente leales a su familia y amigos. Los malamutes son animales de carga, y disfrutan pasando tiempo con su manada humana, insistiendo en ser incluidos en todas las actividades que su familia emprende. No son grandes ladrones, pero aúllan y son conocidos por hacer un característico sonido “woo woo”.

El temperamento se ve afectado por una serie de factores, incluyendo la herencia, la formación y la socialización. Los cachorros con temperamento agradable son curiosos y juguetones, dispuestos a acercarse a la gente y ser abrazados.

Siempre intente conocer a un perro antes de adoptarlo para asegurarse de que tiene un buen temperamento con el que se siente cómodo. Conocer a los hermanos u otros familiares de los padres también es útil para evaluar cómo será el cachorro cuando crezca.

Como todos los perros, los malamutes de Alaska necesitan una socialización temprana, es decir, estar expuestos a muchas personas, vistas, sonidos y experiencias diferentes cuando son jóvenes. La socialización ayuda a garantizar que su cachorro Malamute crezca y se convierta en un perro completo.

Salud

¿Cuáles son las enfermedades típicas de un Malamute de Alaska o Malamute de Alaska Gigante?

Los malamutes son generalmente una raza de perro sana, pero como todas las razas, son propensos a ciertas condiciones de salud. No todos los malamutes o malamutes de alaska gigantes contraerán alguna o todas estas enfermedades, pero es importante estar atento a ellas si se está considerando esta raza.

Algunos Malamutes sufren de displasia de cadera, displasia de codo, hipotiroidismo o enfermedad de von Willebrand. Aquí hay más información sobre las posibles condiciones que puedes ver en los Malamutes:

  • Cataratas: Normalmente se presentan entre 1 y 2 años de edad, conocidas como cataratas juveniles. Este tipo de catarata rara vez progresa hasta la ceguera. Los animales afectados no deben ser utilizados para la cría.
  • Condrodisplasia: Este desorden genético hace que los cachorros nazcan con deformidades evidentes en la forma y longitud anormal de sus miembros. Es comúnmente conocido como “enanismo”. Ahora hay una prueba de detección genética para determinar si el perro es portador del gen de esta condición.
  • Displasia de Cadera: Es una condición hereditaria en la que el fémur no encaja bien en la articulación de la cadera. Algunos perros muestran dolor y cojera en una o ambas patas traseras, pero es posible que no note ningún signo de molestia en un perro con displasia de cadera. A medida que el perro envejece, puede desarrollarse artritis. La displasia de cadera es hereditaria, pero puede empeorar por factores ambientales, como el rápido crecimiento a causa de una dieta alta en calorías o las lesiones sufridas al saltar o caer sobre suelos resbaladizos.
  • Hipotiroidismo: Esta condición es a menudo mal diagnosticada porque las pruebas para evaluar la condición no son específicas y pueden ser inexactas. El hipotiroidismo es el resultado de una producción anormalmente baja de las hormonas tiroideas. Los signos clínicos varían dependiendo de la gravedad de cada caso, pero pueden incluir un pelaje seco, grueso y/o escaso, secreción ocular, mucosas pálidas y torpeza mental en nuestro Malamute de Alaska. El hipotiroidismo puede ser manejado bien con una pastilla de tiroides diariamente. La medicación debe continuar durante toda la vida del perro.
  • Polineuropatía hereditaria: Generalmente se caracteriza por la falta de coordinación e inestabilidad que lleva a un andar laborioso descrito como un andar de salto de conejo. La condición varía de leve a severa. Un perro afectado puede caerse, caminar sobre la parte superior de sus patas, o su forma de andar puede parecer un poco rara. El inicio es generalmente bastante repentino, y la mayoría de los casos se observan aproximadamente al año de edad.
  • Hemeralopía (Ceguera del día): Normalmente comienza a manifestarse cuando el cachorro tiene ocho semanas de edad y puede ser reconocida fácilmente por los propietarios. Los perros afectados se topan o tropiezan con cosas. Pueden ser reacios a salir a la luz del sol, prefiriendo permanecer en áreas sombreadas. Parece que se sienten a gusto cuando entran en la casa o se desorientan cuando miran al sol. Todos estos signos de torpeza desaparecen por la noche. La hemeralopía puede ser manejada para ayudar al perro a tener una calidad de vida aceptable.

Cuidado

¿Cómo tener a un Malamute de Alaska contento?

Los Malamutes de Alaska necesitan correr, jugar y, en general, mucha acción. El ejercicio inadecuado hará que el Malamute de Alaska se aburra y sea destructivo. Debe asegúrese de que el ejercicio coincida con la edad, el estado de salud y el nivel de actividad del perro.

A los malamutes les encanta cavar. En lugar de tratar de detener este comportamiento, lo mejor es acomodarlo dándole a su Malamute su propio lugar para cavar en el patio, como un arenero u otra área que no le importe reservar para ellos.

Bendecidos con un denso doble abrigo, los Malamutes de Alaska pueden tolerar vivir al aire libre en climas extremadamente fríos. Sin embargo, necesitan un refugio adecuado y un recinto vallado, preferiblemente con un techo.

No es sorprendente que los Malamutes sean sensibles al calor. Son perros del Ártico, no están diseñados por la naturaleza para vivir en ambientes cálidos y húmedos. Si su Malamute vive en temperaturas altas, asegúrese de proporcionarles mucha sombra, agua fresca y aire acondicionado durante el verano, y evite el ejercicio por el día.

Debido a su tamaño, fuerza e inteligencia, es muy recomendable que los Malamutes se inscriban en un entrenamiento de obediencia o adiestramiento a una edad temprana, antes de que sean lo suficientemente grandes y fuertes como para superar – o ser más listos que – sus humanos.

Alimentación

¿Cuál es la dieta de un Malamute de Alaska?

La dieta de los malamutes de Alaska debe formularse para una raza de gran tamaño con grandes necesidades de energía y ejercicio. Debe consultar a su veterinario o nutricionista profesional para que le aconseje sobre como alimentar a su Malamute de Alaska Gigante y los tamaños de porción correctos. Sus necesidades dietéticas cambiarán a medida que crezca desde la edad de cachorro hasta la edad adulta. Manténgase al tanto de estas necesidades nutricionales.

El color del abrigo y el aseo

El Malamute de Alaska lleva un denso abrigo doble. El subpelo tiene de una a dos pulgadas de profundidad. Es aceitoso y lanudo para repeler la humedad y el frío.

Los colores del pelaje de esta raza van desde el gris claro al negro, la marta y los tonos de marta a rojo. El vientre debe ser predominantemente blanco junto con las patas, partes de las piernas y parte de las marcas de la cara. El único color sólido que verá es el blanco. Algunos malamutes pueden tener un atractivo resplandor blanco en la frente o alrededor del cuello.

Si comparte su vida con un Malamute de Alaska, espere que su aspiradora haga ejercicio regularmente y que programe tiempo para sesiones de cepillado regulares. Cepillarse de una a tres veces por semana ayuda a mantener el pelaje limpio y a distribuir los aceites de la piel. Los malamutes mudan mucho dos veces al año, y el pelo se cae en grandes mechones. En ese momento, el cepillado frecuente con un cepillo más fino y/o un rastrillo para la capa interna de pelo ayuda a mantener el pelo.

Una ventaja de esta raza que se desprende es que el doble pelaje es inodoro. Además, los Malamutes tienen una tendencia similar a la de los gatos a mantener su pelaje limpio. Rara vez se necesitan baños, normalmente uno o dos al año, a menos que el perro se meta en un lío maloliente.

Cepille los dientes de su Malamute al menos dos o tres veces a la semana para eliminar la acumulación de sarro y las bacterias que acechan en su interior. El cepillado diario es aún mejor si quiere prevenir las enfermedades de las encías y el mal aliento.

Recorte las uñas una o dos veces al mes si su perro no las desgasta de forma natural para evitar desgarros dolorosos y otros problemas. Si puede oír el chasquido de las uñas en el suelo, son demasiado largas. Las uñas de los pies de los perros tienen vasos sanguíneos en ellas, y si las corta demasiado tarde puede causar hemorragias, y su perro puede no cooperar la próxima vez que vea salir el cortauñas. Así que, si no tienes experiencia en cortar las uñas de los perros, pídele a un veterinario o a un peluquero que te dé consejos.

Sus oídos deben ser revisados semanalmente para detectar enrojecimiento o mal olor, lo que puede indicar una infección. Cuando revise los oídos de su perro, límpielos con un algodón humedecido con un limpiador de oídos suave y de pH equilibrado para ayudar a prevenir infecciones. No inserte nada en el canal auditivo; sólo limpie el oído externo.

Empiece a acostumbrar a su Malamute de Alaska a que lo cepillen y lo examinen cuando sea un cachorro. Haga del aseo una experiencia positiva llena de elogios y recompensas, y sentará las bases para que los exámenes veterinarios y otras manipulaciones sean fáciles cuando sean adultos.

Mientras aseas a tu Malamute de Alaska, comprueba si hay llagas, sarpullidos o signos de infección como enrojecimiento, sensibilidad o inflamación en la piel, la nariz, la boca, los ojos y los pies. Los ojos deben ser claros, sin enrojecimiento ni secreción. Su cuidadoso examen semanal le ayudará a detectar a tiempo posibles problemas de salud.

Niños y otras mascotas

¿Cómo se comportan los Malamutes de Alaska Gigantes con los Niños?

Los Malamutes de Alaska son pacientes con los niños y les encanta la atención que reciben de ellos, pero los cachorros malamutes de Alaska, de rápido crecimiento y con mucha energía, pueden dominar fácilmente a un niño menor de cinco años. En su exuberancia, pueden derribar a un niño.

Siempre enseñe a los niños cómo acercarse y tocar a los perros, y siempre supervise cualquier interacción entre los perros y los niños pequeños para prevenir cualquier mordida o tirón de orejas o cola por parte de cualquiera de las partes. Enseñe a su hijo a no acercarse nunca a ningún perro mientras esté durmiendo o comiendo o a tratar de quitarle la comida al perro. Ningún perro debe dejarse nunca sin supervisión con un niño.

Con una socialización y entrenamiento a temprana edad, su Malamute de Alaska debería llevarse bien con otros perros. Puede perseguir pequeños animales como los gatos, a menos que los críe y les enseñe a no hacerlo. Es vital presentarles adecuadamente a otros animales de la casa y supervisar sus interacciones. Considerarán a los gatos y otros animales pequeños como un amigo.

¿Donde Estudiar Veterinaria?

TOP-aul@
Visitar
Esneca Business School
Visitar
Cemafe
Visitar
Inenka Business School
Visitar
Escuela-de-Postgrado-de-Veterinaria
Visitar

Siempre puedes solicitar un servicio gratuito de orientación educativa adaptado a tu perfil profesional. Nuestros Expertos en Recursos Humanos te recomendarán las formaciones más demandadas por las empresas, en función a tus objetivos laborales.

Por un Futuro Académico • Por un Futuro Laboral
Solicitar Orientación Educativa

Estudia Veterinaria en un Centro Acreditado por DQ y Disfruta de Movilidad ECTS y un Recorrido Académico y Profesional a Nivel Internacional